Cómo identificar y actuar ante los primeros síntomas de caída del cabello

como-identificar-y-actuar-ante-los-primeros-sintomas-de-caida-del-cabello

Uno de los factores más importantes para actuar contra la pérdida de cabello reside en identificar de forma correcta y lo antes posible que, efectivamente, la cantidad de pelo que se está perdiendo es mayor de lo normal.

La caída de cabello es constante, es corriente y no debe suponer ninguna señal de alarma, siempre que no sea excesiva. El problema es que no es lógico contar cada uno de los cabellos para ver si en su totalidad supera o no la media de pérdida de pelos diarios. Pero sí es constatable que dicha cantidad sea mayor que los días previos o que vaya en aumento.

Los mejores momentos para identificar esta pérdida de cabello son principalmente estos tres que enumeramos:

  • Durante y después de la ducha, momento en el que por la fricción del agua más se suele notar el cabello que se cae.
  • Después de dormir, ya que en la almohada se quedan cabellos caídos durante la noche.
  • En el acto de peinarse, sobre todo si en el peine o cepillo se quedan más cabellos de lo normal.

Cuando en alguna de estas 3 situaciones notemos mayor pérdida de cabello de lo acostumbrado, antes que nada hay que identificar la causa. Un médico especialista en la recuperación de cabello y salud capilar en general seguro que podrá identificar el motivo de que ahora se esté cayendo más el cabello que antes.

Por un lado puede ser un caso de alopecia androgenética, pero no siempre es por este motivo. Por ejemplo, las mujeres embarazadas presentan una mayor caída de cabello después del parto, incluso a veces durante varios meses. Sólo cuando pasado un tiempo no se recupere el ritmo natural de caída del cabello puede plantearse la posibilidad de una alopecia femenina.

En todo caso, aún siendo un problema de calvicie, la pérdida de cabello en mayor cantidad que antes puede ser derivada de varios tipos de alopecia. Esto motiva a que no siempre se solucionen de la misma forma. Es posible aplicar tratamientos capilares mediante comprimidos, lociones, mesoterapia o un conjunto de varios de ellos para recuperar el cabello perdido y otorgar fortaleza y densidad al cabello restante.

En todo caso, que se caigan muchos más cabellos que antes ya no es causa de preocupación por una calvicie insalvable. Las técnicas de implante capilar permiten conseguir la recuperación del cabello de forma efectiva, natural y para siempre.

¿Se puede evitar la alopecia femenina?

La alopecia femenina, conocida como FAGA (alopecia androgenética femenina en inglés), es más frecuente de lo que mucha gente se piensa. Según estadísticas de pacientes, este problema de salud capilar afecta al 25% de mujeres blancas que tienen entre 35 y 45 años. De hecho, el porcentaje aumenta hasta el 40% para cuando se superan los 50 años.

Esto en primer lugar expone que es un problema que principalmente aparece a una avanzada edad de la mujer. Por otro lado, al tratarse de un tipo de alopecia androgenética, la mujer tiene predisposición genética a sufrirlo, de manera que parece a primera vista que pueda hacer más bien poco para evitarlo. Pero esto no es exactamente así.

Hay dos maneras de evitar la alopecia femenina, una enfocada principalmente a mejorar la fortaleza y resistencia del cabello y otra para paliar cualquier atisbo de alopecia que aparezca.

Tratamientos capilares

Comprando un shock de keratina Creacoq y realizando un tratamiento capilare, la mujer puede fortalecer su cabello y no sólo combatir la aparición de la alopecia en la medida de lo posible, sino también minimizar los efectos en caso de que aparezca o proteger al cabello de otros problemas capilares que lo debilitan o lo hacen caer, normalmente de manera estacional.

Hay una gran variedad de tratamientos capilares disponibles y cada paciente obtendrá resultados mejores o peores según la reacción de su propio cuerpo con el tratamiento escogido. Es por ello tan necesaria el estudio del caso con
un especialista en salud capilar para saber qué tratamiento capilar debe realizarse y en qué medida.

Implante capilar

La alopecia femenina comparte una curiosidad con la alopecia masculina y es que aparece en varios grados de evolución. Para la calvicie que afecta a las mujeres existe la tabla de grados de Ludwing, que expone hasta 3 grados diferentes para identificar el estado de la alopecia en la cabeza de la paciente: leve, moderado y avanzado.

Una supervisión constante  podría permitir a la paciente identificar un problema de calvicie a tiempo y acudir a la clínica en un grado de alopecia leve, con el que los tratamientos capilares deberían poder ofrecer una solución satisfactoria. No obstante, la identificación de un grado moderado o avanzado puede tratarse mediante el implante capilar (con la técnica FUSS o la técnica FUE), que el médico especialista considere más adecuada. De esta forma se consigue un doble objetivo, por un lado frenar la calvicie y evitar que el cabello de la mujer siga cayendo y, por otro lado, recuperar el cabello perdido y volver a disfrutar de una salud capilar favorable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *